- Publicidad -

El deshielo: Rajoy y Sánchez aparcan sus diferencias para ir a una en Cataluña

El deshielo: Rajoy y Sánchez aparcan sus diferencias para ir a una en Cataluña

Condenados a entenderse para afrontar la crisis catalana, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han decidido hacer un punto y aparte en sus desencuentros e iniciar una etapa nueva. 
El presidente y el líder de la oposición se reunieron este jueves en La Moncloa por espacio de dos horas y media, el encuentro más largo que han mantenido hasta la fecha, para abordar varios asuntos de Estado. Con Cataluña a la cabeza.
No es que de la noche a la mañana haya desaparecido la desconfianza mutua que se tienen, ni que la sintonía personal haya surgido de repente; pero ambos saben que hay cosas por encima.
Y por eso convinieron en que a partir de ahora tendrán una “comunicación fluida”, en palabras de la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, que compareció en la Cámara para anunciar esta especie de entente cordiale.
Rajoy habría preferido a otra persona al frente del PSOE, qué duda cabe, porque nunca perdonó que él le llamara indecente en un debate de televisión. Pero una vez que Sánchez ganó a Susana Díaz el presidente fue consciente de que su relación no podía seguir en la vía muerta en la que estaba cuando en octubre del año pasado este último fue desterrado del principal partido de la oposición.
Sánchez también ha puesto de su parte, aunque siempre guardando las distancias. De hecho aunque la noche que ganó las primarias Rajoy le escribió un SMS invitándole a hablar cuando le viniera bien, él tardó varios días en responder el requerimiento.
Por lo pronto lo que sí ha dejado claro el socialista es que por su cabeza no pasa presentar una moción de censura a la vuelta del verano, como le insiste Podemos. Y eso es algo para el PP.
Sánchez ya había trasladado a Rajoy por teléfono tras ser reelegido que tendría su apoyo en Cataluña. Y este jueves se lo dijo en persona. Hay un acuerdo de mínimos entre ambos que pasa por evitar el referéndum ilegal del 1 de octubre, pero a partir de ahí las posturas son distintas.
El líder de la oposición quiere una solución política que pase por un Estado plurinacional. Es decir, por cambiar la Constitución. Al presidente lo de plurinacional le suena rematadamente mal.

Foto: La reunión entre Rajoy y Sánchez ha sido la más larga hasta la fecha.
Fuente: EsDiario

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es