- Publicidad -

Oltra no cede y ejecuta su “limpieza lingüística” despidiendo a 1.200 profesores

Oltra no cede y ejecuta su “limpieza lingüística” despidiendo a 1.200 profesores

A diferencia de lo que ha ocurrido en otras CCAA con dos lenguas oficiales y que ofrecen a sus docentes horas de formación gratuita para poder acogerse al requisito lingüístico, en el caso del Gobierno Valenciano de Mónica Oltra y Ximo Puig se está despreciando el currículo académico de 1.200 profesores simplemente por no tener una certificación de que hablan y escriben en valenciano.Así lo ha denunciado nuevamente el sindicato CSIF, que ha solicitado en la última reunión de la Mesa de Seguimiento del Acuerdo de Interinos que se alargue la moratoria para obtener la capacitación en valencià. Al menos mientras se realizan más exámenes extraordinarios en julio y septiembre, ya que durante el tiempo que ha durado la moratoria para que los maestros obtuvieran el título de valenciano “ni se ha proporcionado la suficiente información para obtener el requisito de capacitació en valencià ni se han hecho las suficientes convocatorias de examen”. La última convocatoria fue un curso que se inició en febrero, con fecha de examen el 5 de mayo.De no subsanarse esta situación “se van a quedar en la calle 1.200 profesionales que desarrollan un trabajo valioso por la imposición lingüística, además de otros muchos que cubren sustituciones”. El pasado 27 de junio el sindicato llevó a cabo una concentración de protesta en Alicante en la que participaron numerosos docentes afectados. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que sus servicios jurídicos van a presentar recurso contencioso contra la resolución de la Consejería que, en su apartado 13, especifica que no adjudicará vacante el próximo curso a los docentes que no cuenten con el requisito en valenciano.Esta situación que padece el profesorado valenciano ha tenido amplia repercusión en redes sociales tras viralizarse la carta publicada por el profesor Vicente Jover Robles, que ejerciendo en una zona castellano parlante de la provincia de Valencia como Requena-Utiel y tras 31 años como maestro va a ser despedido por esta depuración lingüística que está llevando a cabo la Generalitat valenciana del PSOE y Compromís y que tiene como ideólogo al polémico consejero de Educacion, Vicent Marzá.Se da la paradoja que en la Comunidad valenciana, a lo largo de todas sus comarcas hay zonas claramente castellanoparlantes por tradición e historia (prácticamente el 25% del territorio) y donde jamás ha sido necesario acreditar que se habla valenciano para poder ejercer como maestro. Salvo contadas excepciones, la tónica general a la hora de trabajar en la función pública siempre ha sido la de puntuar el valenciano como un mérito y no como un requisito o una obligación. Una tendencia que está cambiando de mano del bipartido de Valencia, que domina en materia de Educación y Cultura, con un Compromís de Oltra y Marzá cada vez más catalanista, un partido socialista que parece dejarse pisar y un Podemos que aplaude la jugada desde la sombra.Por el momento los tribunales valencianos ya han dejado en evidencia por tres ocasiones a la Consejería de Educación al suspender el Tribunal Superior de Justicia el decreto de plurilingüismo.

Foto: EsDiario
Fuente: EsDiario

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es