- Publicidad -

Pavoroso cabreo de Risto Mejide con un aspirante: `¿Quién coño te crees que eres para decirme eso?`

Pavoroso cabreo de Risto Mejide con un aspirante: `Quién coño te crees que eres para decirme eso`

Pues no es chulo ni nada este Risto Mejide. Este 16 de mayo de 2018 empezó de verdad Factor X, el talent show musical con éxito internacional que busca descubrir grandes personalidades artísticas para lanzar su carrera musical.
Tras una primera fase de audiciones a la que cualquiera podía presentarse, los jurados ya han hecho una purga intensiva dejando solamente a 48 elegidos en el programa de los más de 300 que probaron suerte.
Este puñado de elegidos se enfrenta ahora a la fase de las sillas, una ronda decisiva que ocupará dos galas en total.
En esta fase los aspirantes ya no cantan solamente ante el jurado, formado por Risto Mejide, Laura Pausini, Fernando Montesinos y Xavi Martínez, sino que también el público sería testigo de sus actuaciones.
Jesús Vázquez hizo de maestro de ceremonias en una gala que divide a los aspirantes en cuatro categorías: chicas menores de 25 años, chicos menores de 25 años, adultos y grupos musicales.
En esta primera entrega de la fase de las sillas, la responsabilidad recayó principalmente sobre Risto Mejide y Fernando Montesinos que tuvieron que elegir cada uno a cinco candidatos de los doce que tuvieron que escuchar.
La próxima semana serán Laura Pausini y Xavi Martínez los que hagan lo propio, siendo en total 20 los artistas seleccionados para pasar a la tercera ronda.
Cada participante dispuso de un tiempo máximo de dos minutos para defender su propuesta ante los jueces.
Cuando termine de cantar, el juez decide si puede posar su trasero en una de las cinco sillas, pero no será hasta el final cuando las sillas tengan dueño fijo, pues los jueces pueden levantar a un aspirante para sentar a otro. Los cinco que se mantengan sentados al final de la noche se habrán hecho un hueco en la fase de decisión final.
Una de las grandes bazas del programa es la variedad musical y de estilos de los aspirantes.
Géneros que suelen estar marginados en la televisión tienen una gran visibilidad en Factor X, como es el caso del rap. Muy aplaudida fue la actuación de Erika, una rapera y freestyler de 20 años que cantó un tema propio contra la violencia machista que logró poner en pie a toda la grada.
Xavi se deshizo en elogios hacía Erika, diciéndole:

«lo que me más me gustará de darle al play a tus canciones es que el mundo será un poquito mejor».

Todo indicaba que la aspirante iba a ocupar una de las cinco sillas, pero aún quedaba que hablase Risto, un juez con un talento tan exquisito como incomprensible en ocasiones.
Con Erika, además, quiso añadir un punto de crueldad a su veredicto:

«No hay nadie que no esté de acuerdo con todo lo que has dicho. Te voy a decir que, por supuesto, mereces una silla, pero hoy no te la voy a dar a ti».

El público empezó a abuchear a Mejide y Pausini le dijo que no entendía lo que estaba haciendo.
Erika dio un ejemplo de calidad humana al aceptar el veredicto sin rechistar diciendo que «lo importante es que llegue mi mensaje».
Sus compañeros de jurado no tuvieron más remedio que resignarse, pues en esa actuación era Risto el encargado de elegir.
No fue la última intervención estelar de Risto en el programa, que se enzarzó en una violenta discusión con un aspirante que le dijo que nunca había escuchado a Leiva.
Visiblemente cabreado, Mejide le respondió:

«¿Tú quién coño te crees que eres para decirme eso? No sabes nada de mí. Tú copias a Leiva, eso es una realidad».

El artista ,abrumado, se disculpó ante el juez. Y tuvo suerte de que no era el catalán quien decidía en ese momento.
El juez en ese momento era Montesinos, que lo sentó en una silla de los finalistas. Un ejemplo de la ruleta rusa que es esta segunda fase de Factor X.

Foto: Periodista Digital
Fuente: Periodista Digital

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es