- Publicidad -

Marián Flores atiza a su ex Kiko Matamoros: `No se merece que hable de él porque es subirle el caché`

Marián Flores atiza a su ex Kiko Matamoros: `No se merece que hable de él porque es subirle el caché`

Marián Flores, la ex mujer de Kiko Matamoros, ha roto su silencio para apoyar la palabras de su hijo Diego que acusa a su padre Kiko Matamoros de haber cobrado a sus espaldas 16.000 euros por aparecer en la exclusiva de su boda. De hecho, Marián cree que su exmarido forzó el reencuentro con ella en la ceremonia para de este modo subir la cantidad que cobraría: “Nunca me planteé que fuera capaz de hacer eso”. La portada en la que Diego Matamoros aparecía sonriente el día de su boda con su mujer, su hermana Laura y su padre, Kiko, parecía evidenciar un acercamiento entre padre e hijo a pesar de las múltiples polémicas mediáticas que arrastran, pero de nuevo las aguas turbulentas de la relación familiar de Kiko con sus hijos y ex mujer volvieron a su cauce revuelto cuando Diego, en su visita a “Sábado Deluxe”, acusó a su padre de haberle traicionado cobrando 16.000 euros a sus espaldas por salir en la exclusiva, algo que como no podía ser de otra forma el protagonista de la polémica ha negado con la rotundidad que suele hacer.
Pero según recoge Exclusiva Digital, al culebrón la ha surgido una nueva protagonista a la que no se esperaba. Marián Flores ha roto su silencio mediático para apoyar la versión de su hijo y en conversación telefónica con “Sálvame” decía:

“Sabemos que ha vendido esta imagen, me parece ya lo último que puedo oír que en una celebración se pueda llegar a especular con dinero por una imagen con su exmujer a la que ha dado caña durante 20 años”.

Marián además dice que ha visto de todo por parte de su ex Kiko Matamoros pero que esta le parece “bastante fuerte” y, cuando lo supo, pensó: “¿qué va a ser lo siguiente? ¿mis cenizas?”
No fue madrina de su hijo, lo fue su hija Laura y tomó esa decisión porque no quería ser portada de la exclusiva, aunque sí apareció en otras imágenes: “yo disfruté de la boda de mi hijo pero prefiero estar en un segundo plano, estuve donde tenía que estar”. Quizá hubiera ocupado otro lugar si la boda hubiera sido privada, pero Marián resta importancia a ello y lo justifica:

“Mi hijo ha vendido su boda como cualquier personaje público que se dedica a vender su vida, sus cosas, en eso no me meto”

Sobre la manera d actuar de Kiko Matamoros afirma: “No soy tonta y vi que se incorporaba para darme un beso”, añadiendo que

“A una persona a la que ha tratado durante 20 años como me ha tratado a mí, no voy a darle un beso, fui muy educada, no había que montar ningún número y le tendí la mano”.

“Nunca me planteé que fuera capaz de hacer eso”, ha dicho Marián que cree que como no hubo beso “el caché habrá variado”, pero prefiere no entrar en detalles: “no se merece que yo hable de él porque encima es darle de comer”.

Foto: Periodista Digital
Fuente: Periodista Digital

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es