- Publicidad -

Franco hasta en la sopa en TV3: diez años de propaganda de odio dividiendo entre malos y buenos catalanes

Franco hasta en la sopa en TV3: diez años de propaganda de odio dividiendo entre malos y buenos catalanes

Era curiosa la sensación al ver en un gag ayer del programa estrella de TV3, ‘Polonia”, a Pablo Casado y a Albert Rivera bajar a ofrecer su apoyo a Franco en el tema de la exhumación.
En el mismo programa que en un gag de hace 10 años, en 2008, ya presentaba a los entonces máximos dirigentes del PP, Eduardo Zaplana y Ángel Acebes como íntimos de Franco, que los abrazaba diciendo “¡Mis muchachos!”.
No es un deja vu, es más una sensación de bucle enterno. Y es que exitoso programa que produce ‘Minoría Absoluta” para TV3 siempre ha sido una eficacísima herramienta a favor del ‘relato” independentista. (Aunque son ya un tanto repetitivos).
Además tienen la hipocresía de querer fingir neutralidad por hacer gags contra indepes – para aplauso de los buenistas francinos de turno – cuando los gags contra indepes son siempre entrañables y majetes.
Contra estos la máxima crítica que se les hace es no haber hecho efectiva la independencia. Además los indepes de la CDR, los de ANC, o los pone-lazos, son siempre representados como gente pacífica y buenrollera en el mundo de ‘Polonia”.
Pero no así los no-indepes, esos ya es otra historia. En ‘Polonia” los no-indepes son siempre violentos, maleducados, racistas y ultras. Viendo el influyente programa sólo se puede deducir que en Cataluña únicamente hay dos tipos de catalanes: o los indepes (los buenos) o los ultraderechistas.
En el programa de la semana pasada, los catalanes quita-lazos eran presentados como fascistas de la ‘Naranja Mecánica”. En el de esta semana jueces y votantes del PP eran representados como gente que sentía odio hacia todo lo catalán.
El programa sacaba a un juez que hacía pintadas de ‘Puta Cataluña” (ni siquiera el más radical de los whatsapp filtrados de jueces usaba un insulto así, puesto que en esos mensajes a quien criticaban aquellos jueces era a los políticos acusados de rebelión no a Cataluña, pero ese tipo de mensajes son constantes).
En otro gag un grupo de enloquecidos votantes del PP disfrutaba maliciosamente ante un pérfido Pablo Casado que se jactaba de que iban a fusilar a los indepes como a Companys: “¡Companys, bang!”, reía maliciosamente el Pablo Casado ante los vítores de lo que TV3 representaba como ‘los votantes del PP”, todos anti-catalanes, claro.
“¡Companys – Bang!”, grita el “Pablo Casado” de TV3.
Lo más despreciable del programa en que en su enfermiza obsesión por señalar anti-catalanes por todas partes, se ha convertido en lo que detesta.
En el programa de este jueves ‘Polonia” volvió a presentar como anti-catalanes a catalanes en distintos gags: a Andrea Levy (que ponía cara de asco y consideraba que era un insulto que le recordarán que era catalana), a Josep Borrell (que abandonaba una sala enfadado cuando oía que ‘no se podía odiar a los catalanes” exclamando “¡pues vaya mierda!”) y a la presentadora Susanna Griso (una obsesión personal de los guionistas del programa desde hace tiempo).
¿Cuál es el gran delito que han cometido Levy, Griso o Borrell que son tan catalanes o más que los guionistas de TV3 para ser presentados sistemáticamente como gente que odia a Cataluña?
Simplemente no ser independistas. Y usar el humor como arma para presentar a figuras públicas catalanas como ‘enemigos de Cataluña”, es decir, como enemigos de su pueblo es, ya de por sí, despreciable, pero encima que lo haga una televisión pública que debería ser de todos los catalanes, es, sencillamente, intolerable. ‘Polonia” sí que merece la etiqueta de ‘programa anti-catalán”.
¿Adiós, Sergi Cervera?
Como anexo, en esta nueva temporada ha cambiado el actor que representa al político más odiado por los guionistas del espacio, Albert Rivera (van por el tercero). En esta edición Rivera será interpretado por Iván Labanda en lugar de por Sergi Cervera (el indudablemente talentoso Labanda, que se parece a Rivera en el blanco de los ojos, suma al político naranja a Quim Torra y a Oriol Junqueras, por lo que va acabar haciendo a medio reparto en esta tanda).
Lo cierto es que la representación Sergi Cervera ridiculizando a Albert Rivera habían dado mucho que hablar. En una entrevista al digital independentista El Nacional.cat el pasado junio Cervera aseguraba que “le resultaba fácil imitar a alguien que no le caía bien”. Además Cervera contaba una anécdota genial sobre su labor imitando a Rivera: “Una vez en un casting, había una madre con su hija de ocho años y la niña me dijo que yo era ‘del de Ciudadanos”.
Entonces me planteé que quizá había algo que no estaba haciendo bien con mi vida””. Como se ve, una anécdota muy reveladora de la ‘neutralidad” y ‘objetividad” de personal de la cadena pública. Que no se preocupe Sergi Cervera. A lo que se ve, vista la alineación del programa esta temporada, ya no tendrá que padecer esos malos tragos.

Foto: Periodista Digital
Fuente: Periodista Digital

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es