- Publicidad -

Así fue la caída de Cospedal: se vio muy sola entre rumores de audios `muy duros` de su marido

Así fue la caída de Cospedal: se vio muy sola entre rumores de audios `muy duros` de su marido

Mano dura contra la corrupción, sea quien sea la persona afectada. La dirección nacional del PP aprovechó la caída política de María Dolores de Cospedal para lanzar un nítido mensaje en clave interna: “Aquellos que no entiendan que la conducta de nuestro partido tiene que ser ejemplar, limpia y transparente, no tienen cabida en el PP”. “No es una opción, es una obligación”, zanjó Javier Maroto en Onda Cero. Y añadió, dando a entender que Génova propició la renuncia de Cospedal: “Hemos decidido pasar página con todas las consecuencias”.

La situación de la exministra era “insostenible”. En el PP existía el rumor de más grabaciones comprometedoras que afectarían especialmente a su marido, Ignacio López del Hierro. “Audios potentes, muy duros”, en palabras de un destacado dirigente de Génova. Y se fue quedando cada vez más sola. Incluso le criticaban desde la estructura del PP de Castilla-La Mancha. “Génova usó con Cospedal la misma estrategia que ella usó antes con otros. Nadie salía a respaldarla públicamente”, en palabras de un líder territorial.

El hecho de que el escándalo salpicara a Mariano Rajoy también fue decisivo. “Le llegó que estaba muy enfadado”, según las fuentes consultadas. “Yo no sabía nada” sobre el espionaje, transmitieron desde el entorno del expresidente. “No sabía ni que Rubalcaba tenía un hermano”, sugirieron. “Y quién se va a creer que quería espiar a Arenas”, remataron estas fuentes.

Así, Cospedal pasó de negar tres veces que iba a dejar su escaño a hacerlo en 48 horas. Estaba “muy tocada”, presionada “por su familia”. El lunes dejó el Comité Ejecutivo –tras reunirse con Teodoro García Egea y Javier Maroto– y el miércoles el Congreso. Ya el martes deslizó que iba a tomar la decisión definitiva. La confirmación le llegó a Pablo Casado en Helsinki, poco antes de intervenir ante el plenario del congreso del PP europeo el miércoles por la tarde, como ya avanzó este diario. Fue ella quien le llamó.

El presidente del PP fue informado de que se iba, pero no del detalle de su largo comunicado, que incluía un dardo envenenado. “Un partido que no es capaz de defender a los suyos cuando están siendo injustamente atacados no puede esperar que los ciudadanos confíen en él”, escribió Cospedal. “Que cada palo aguante su vela”, le replicó un miembro de la dirección. Maroto, en Onda Cero, también fue bastante duro. “No me parece adecuado espiar a un compañero, no tajante”, afirmó. E insistió en que la honestidad y la limpieza “no son una opción sino una obligación”.

Este jueves, Casado volverá a comparecer ante los medios de comunicación, al término del congreso del PP europeo.

Fuente: esRadio

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es