- Publicidad -

Todos los responsables del batacazo del Barça

Todos los responsables del batacazo del Barça

En menos de tres semanas, el Barcelona ha pasado de un absoluto estado de euforia con el título de Liga en el bolsillo y la opción de un triplete, a la mayor de las depresiones después de la sorprendente eliminación de Champions y la derrota en la final de Copa ante el Valencia. Una temporada que obliga a la reflexión, a redefinir planteamientos y también a buscar a los responsables de esta situación.Ernesto Valverde se encuentra en el punto de mira. Si ya estuvo cuestionado después de Anfield, el nuevo descalabro lo deja en el disparadero. Los jugadores tampoco salen indemnes. Salvo Messi, la plantilla también anda bajo sospecha. Otros ya miran a la secretaría técnica por sus decisiones a la hora de confeccionar el equipo. Y, por elevación, aparece la directiva y Bartomeu. Es evidente que todos tienen parte de responsabilidad y también lo es que unos más que otros.Copa del Rey (final): Resumen y goles del Barcelona 1-2 Valencia ( bueno) Ernesto ValverdeEn este momento, las miras se centran en el técnico. Se le recrimina por una parte que no ha sabido preparar sicológicamente a un equipo para enfrentarse a los inconvenientes que se encontraron en Anfield y que ya habían vivido un año antes. Y también que no ha sido capaz de recuperar a un grupo para la final de Copa.En este último caso, su planteamiento fue temeroso, con un exceso de conservadurismo y alineando de manera peligrosa a tres futbolistas que salían de lesión. Su empecinamiento en Coutinho también está en su debe. Si en un principio tenía su lógica para intentar recuperar al jugador y, en caso de venta, que no se devaluase, una vez que llegaron los partidos importantes no se atrevió a sentarlo a pesar de que su rendimiento no mejoró.A nivel de plantilla, poco se entiende que trajera a Murillo. A pesar de que fue una solución de emergencia, la aportación del colombiano ha sido prácticamente nula. Y, en algunos casos, ha consentido demasiado a algunos pesos pesados del grupo.A nivel popular, el debate sobre el estilo está en la calle. En muchos partidos ha jugado con un 4-4-2 y con una idea de juego más vertical y directo, modelo que a ciertos sectores del barcelonismo no gusta en absoluto.Los jugadoresLa plantilla no sale indemne de la debacle. Messi está solo. Si el argentino no funciona, el equipo naufraga. En Anfield, Leo dio tres pases de gol que si hubieran aprovechado al menos uno sus compañeros, el Barcelona estaría ahora en la final de la Champions. Y frente al Valencia metió el gol y estrelló un balón en el palo.El bloqueo absoluto de Anfield también es un problema del grupo. Aunque seguramente el staff técnico no trabajó bien el aspecto mental para ese choque, la absoluta falta de reacción de unos jugadores que lo han ganado todo en el mundo del fútbol no tiene explicación. El despropósito del cuarto gol es la prueba palpable.Otro aspecto importante es que el núcleo del equipo se está haciendo mayor. La columna vertebral supera la treintena y en algunos casos ampliamente. Con tantos partidos, el desgaste se nota. Y no se puede olvidar, el comportamiento puntual de algunos futbolistas que no se han portado como auténticos profesionales.La secretaría técnicaPep Segura se ha convertido en un blanco fácil. Dicen que no es partidario de ese juego de toque y que da una gran relevancia al físico, postura que muchos consideran un sacrilegio en Barcelona. Pero, sobre todo, le echan en cara los fichajes. El pasado verano llegaron Arturo Vidal, Lenglet, Malcom y Arthur. No han tenido mal rendimiento. Los dos primeros han cumplido, especialmente el francés, mientras que en los brasileños, Arthur empezó bien aunque se ha ido diluyendo con el paso del tiempo y en el caso de Malcom le faltó alguna oportunidad más para coger confianza.En invierno llegaron cedidos Murillo y Boateng, dos futbolistas que no han aportado nada. Uno lo quiso Valverde y el otro la secretaría técnica. Llegaron ambos a coste cero. Y este es otro aspecto que hay que valorar, la cuestión financiera y el excelente trabajo en ventas que se hizo el pasado verano, un aspecto fundamental en la estrategia del Barcelona.Sin embargo, sí que es cierto que se pudo fichar a un suplente de Alba, que ha llegado fundido a final de temporada, y aportar algún jugador más en ataque. Aquí se ha echado en falta el rendimiento de Coutinho, pero este fichaje corresponde al anterior director deportivo.La DirectivaComo máximo responsable del club, Bartomeu también tiene su dosis de responsabilidad. Su apuesta por Valverde ha sido evidente y también su renovación de hace unos meses. Su respaldo, y a veces exceso de mimo a algunos jugadores, está en el debe del presidente. Alguna renovación se ha ido de las manos por la intervención de la DirectivaAhora deberá tomar una decisión sobre la secretaría técnica. La dirección de la parcela deportiva trae de cabeza al presidente. Sus cambios han sido constantes desde que accedió a la presidencia. Por allí han pasado Zubizarreta, Raúl Sanllehí, Albert Soler, Robert Fernández, una comisión compuesta por Rexach, Braida, Mestre y Bordas… Y ahora Segura, Abidal y Planes. Cuesta creer que todos se hayan equivocado.

Foto: Radio Marca
Fuente: Radio Marca

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es