- Publicidad -

Del insulto a la cordialidad: PP, Cs y Vox ceden y rebajan el tono para `encontrar la fórmula` del acuerdo

Del insulto a la cordialidad: PP, Cs y Vox ceden y rebajan el tono para `encontrar la fórmula` del acuerdo

“No vamos a dejar de trabajar hasta encontrar la fórmula”. Con esta declaración de intenciones desde el Partido Popular quieren dejar claro que los negociadores de su partido tanto en la Comunidad de Madrid como en la Región de Murcia no van a cejar en su empeño para llegar a un acuerdo. No quieren que se repitan la situaciones “bochornosas” que se han producido en los últimos días con plenos de investidura fracasados e insultos en redes sociales. Objetivo al que se suman también Cs y Vox.

En la Región de Murcia, donde la semana pasada fracasó la investidura del popular Fernando López Miras, los tres partidos celebraron este miércoles una reunión y este jueves continuarán las negociaciones con una nueva cita en la Asamblea de la Región situada en Cartagena.

La nueva fórmula de Ayuso

En la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha lanzado este jueves una nueva iniciativa que ha sido bien acogida tanto en Ciudadanos como en Vox. Para que los de Albert Rivera no tengan que firmar un pacto a tres, la popular ha propuesto que en el próximo debate de investidura, cada partido exponga sus propuestas y compromisos de viva voz, y queden así “recogidos en el diario de sesiones”, como prueba del acuerdo.

Una fórmula que sería aceptada por Vox, ya que el partido de Abascal barajó esta idea la semana pasada durante las negociaciones en Murcia, y que también ha sido vista con buenos ojos por Ciudadanos.

Vox rebaja su exigencia

“Como se presente el acuerdo es el último de los problemas”, aseguraba el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, en los pasillos del Congreso este jueves, rebajando así su exigencia de que haya un programa de medidas firmado por las tres partes. “Nosotros somos muy flexibles y si hay que hacerlo de una manera que a los demás partidos les suponga un menor desgaste buscaremos la fórmula que sea satisfactoria para todos”, remataba dejando claro que ya no se trata de una línea roja. A la pregunta de si puede haber investidura en las próximas semanas, Espinosa de los Monteros respondía asegurando que “no ve por qué no” siempre que “se alcance un acuerdo” y se mostraba “optimista”.

Por su parte, el líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de la Asamblea, también veía “razonable” esta propuesta de Ayuso asegurando que “si esa es la manera de desatascar la investidura, de que se ponga en marcha un gobierno en la Comunidad, no tengo ningún problema en hacer como he hecho en otros plenos donde en todos y en cada uno de ellos hemos defendido los valores en los que creemos”.

Bajan el tono

Declaraciones que evidencian el entendimiento de las últimas horas entre PP, Cs y Vox. Acercamiento que se ve también en el cambio de tono que se ha producido en los dirigentes de los tres partidos.

Hace una semana, la tensión entre los tres partidos llegó a su punto álgido cuando Ciudadanos acusó a Vox en redes sociales de favorecer al PSOE y Podemos por no apoyar la investidura de Fernando López Miras en Murcia. Tras ello, los de Abascal llamaron “sinvergüenza” a Albert Rivera en Twitter. Clima de tensión al que se unió el secretario general del PP, Teodoro García Egea, cuando llamó a Vox “ultraderechita cobarde” justo después de la votación fallida en Murcia.

La reunión ente Pablo Casado y Santiago Abascal el pasado lunes fue clave para rebajar el malestar en el centro derecha. Fuentes de la dirección de Vox admiten incluso que han optado por suavizar de forma considerable el tono de sus declaraciones para favorecer un entendimiento. La líder del PP en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha asegurado en una entrevista en Onda Cero que las declaraciones de García Egea en las que llamó “ultraderechita cobarde” a Vox “no fue lo que más ayudó” en las negociaciones.

La figura de García Egea

Precisamente, en una entrevista en Antena 3 este jueves, el presidente de Vox, Santiago Abascal, admitía que su partido intentó vetar a García Egea tras esos duros comentarios pero finalmente optaron por aceptar que siguiera liderando los contactos para no perjudicar la posibilidad de llegar a un acuerdo.

Los tres partidos “tendrán que ceder”, resumía Iván Espinosa de los Monteros en unas declaraciones en el Congreso. “Cada uno en su proporción, nosotros somos más pequeños lógicamente tendremos que ceder más”, aseguraba dejando clara la política de mano tendida en las negociaciones en Madrid y Murcia.

Foto: Pablo Casado, Santiago Abascal y Albert Rivera. | Archivo
Fuente: esRadio

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es