- Publicidad -

RTVE veta a Abascal y margina a Rivera en los cara a cara electorales

RTVE veta a Abascal y margina a Rivera en los cara a cara electorales

La celebración de debates electorales en campaña electoral suele ser una de las principales bazas con la que cuentan los candidatos, especialmente si están en la oposición, para intentar sumar apoyos. Las audiencias millonarias que cosechan este tipo de programas, nueve millones los últimos celebrados antes del 28A, suponen una gran oportunidad para los líderes políticos a la hora de exponer sus programas y de lucirse en la confrontación con sus adversarios políticos, aunque en ocasiones son también un arma de doble filo.

Ello explica el escándalo con el que algunos llevan recibiendo esta semana las decisiones de Radio Televisión Española (RTVE), de nuevo en el ojo del huracán tras proponer este miércoles tres cara a cara, dos de Pedro Sánchez con los líderes de PP y Podemos, Pablo Casado y Pablo Iglesias, y uno sui géneris entre Casado y Albert Rivera, quien se vería marginado sin poder confrontar directamente con el presidente del Gobierno en funciones, mientras que el líder de Vox, Santiago Abascal, quedaría vetado de esos duelos, limitándose su participación al debate a cinco.

Para Vox, su participación es clave de cara al 10N. De hecho, la formación concluyó tras las últimas elecciones que su ausencia influyó de forma negativa en el resultado final. “Nos perjudicó mucho”, decía este miércoles un diputado del partido tras la última sesión de control al Gobierno de la Legislatura. Tanta importancia dan a este asunto que otro miembro del partido preguntaba preocupado en los pasillos del Congreso “si ya había llegado la invitación de RTVE”.

El partido confirma a Libertad Digital que ya han recibido la carta del Ente Público para estar en los debates, un día después de que PP y Cs informaran de que habían sido invitados por la cadena pública en plena ronda de consultas con el Rey, dando por hecho que habría una repetición de elecciones. En la misiva no se especificaban las propuestas que baraja RTVE para celebrar varios enfrentamientos. Una oferta que se conocía este miércoles y que ha soliviantado a Cs y Vox.

Los cara a cara de la discordia

La cadena ha propuesto varios formatos para organizar los debates. Uno a cinco con los principales grupos políticos: PSOE, PP, Cs, Podemos y Vox; otro a siete que incluiría también al PNV y ERC, aunque seguramente sin los primeros espada, salvo decisión en contrario de las distintas formaciones políticas, y por último tres cara a cara en los que no estaría Santiago Abascal y que se celebrarían entre Pedro Sánchez y Pablo Casado por un lado, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias por otro y en último caso Pablo Casado y Albert Rivera. Es decir, no habría cara a cara entre Rivera y Sánchez y Abascal quedaría fuera de cualquier enfrentamiento de este tipo.

Una propuesta que ha “escandalizado” a Cs. Fuentes del partido aseguran estar “sorprendidos” y “perplejos” por esa exclusión. De hecho, en un primer momento llegaron a dudar de si se trataba de un error y llamaron a RTVE pidiendo explicaciones. En el partido advierten de que Sánchez “acabará maniobrando” para que no haya debates como ya ocurrió, consideran, en abril, cuando Rivera pidió la dimisión de la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo.

Desde Vox se muestran también sorprendidos y dicen “sospechar” que “los medios públicos van a intentar censurar su discurso”, según aseguran fuentes consultadas por este periódico. “Exigiremos a la Junta Electoral Central que no se nos vuelva a discriminar”, advierten adelantándose a la posibilidad de que sólo se celebre el último de los formatos propuesto por la cadena pública.

En el PP optan por la cautela y evitan pronunciarse sobre la oferta de RTVE. “No vamos a contestar a ninguna cadena hasta que se disuelvan las Cortes”, aseguran fuentes de la dirección que defienden su “respeto por los plazos electorales”. “Las elecciones no se convocan formalmente hasta el próximo martes”, recuerdan desde la formación de Pablo Casado.

Los precedentes

En las anteriores elecciones generales RTVE justificó la exclusión de Vox en los debates electorales asegurando que, a pesar de tener representación y grupo propio en Andalucía, no cumplían el requisito de ser “partido significativo” por no tener escaños a nivel nacional, a pesar de que todas las encuestas preveían su entrada en el Parlamento.

Fue también el criterio que aplicó la Junta Electoral Central para impedir el debate a cinco que el grupo de comunicación privado Atresmedia ya había anunciado. Una decisión que el partido calificó de “veto” y por la que se presentó un recurso que no prosperó.

En las elecciones europeas, RTVE organizó un primer debate en el que invitó a Vox pero la Junta Electoral Central obligó a incluir a las candidaturas de los partidos separatistas catalanes y vascos, ante lo que el Ente Público decidió en un primer momento expulsar a los de Abascal. Después rectificó y organizó un debate a nueve optando así por un formato muy poco ágil para el espectador.

Foto: Debate a cuatro de RTVE en la campaña del 28A | EFE
Fuente: esRadio

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es