- Publicidad -

La remontada de Zidane

La remontada de Zidane

Zinedine Zidane llega al nuevo parón del virus FIFA -el tercero ya en lo que va de temporada- muy fortalecido. El entrenador del Real Madrid viajaba ayer a Nyon para asistir al congreso de entrenadores de la UEFA con la tranquilidad que le dan los últimos resultados pero sobre todo el juego del equipo. Hace apenas tres semanas, una parte de la crítica auguraba ya un Zidane debilitado con la sombra de Mourinho, que por cierto no apareció al final en el acto de los técnicos, merodeando por el Bernabéu.Es probable que Zidane haya encontrado la tranquilidad que no tenía desde que volvió como salvador. El año pasado, con el equipo fuera de todas las competiciones, el viaje hasta el final de temporada fue un ejercicio de desgaste, con un equipo desmotivado que sólo jugaba ya pidiendo la hora y un entrenador que no encontraba ya la forma de justificar los resultados de su plantilla.La presente campaña iba a ser el comienzo de otro Real Madrid, con la llegada de Hazard como referente del nuevo curso, pero el proyecto no terminaba de arrancar y el trabajo de Zidane se volvía a cuestionar, sobre todo tras resultados como el 1-0 en Mallorca, el 2-2 frente al Brujas o la dura derrota en París, cuando a priori había pasado ya tiempo suficiente como para haber encajado ya mucho mejor todas las piezas. Las sospechas, en casaAl margen de los resultados, y pese a tener al equipo casi siempre en lo más alto, el hecho de no encontrar una continuidad en el juego ni tampoco un equipo definido era motivo de preocupación entre el madridismo y también en el seno del club.Sin embargo, Zidane ha tomado en estas dos últimas semanas decisiones que han cambiado el rumbo del Madrid (Valverde y Rodrygo), además de la mejoría individual de algunas de las piezas más importantes (Kroos, Courtois o Hazard entre otros), lo que le ha valido firmar tres goleadas en los últimos cuatro partidos, algo que no se vivía desde la primera etapa del francés, y devolver la ilusión al madridismo, cuya memoria siempre es débil incluso con un entrenador capaz de ganar tres Champions consecutivas. Gareth Bale sí se entrena con Gales con total normalidad La remontada de Zidane arranca en realidad con el triunfo en Champions en Estambul, donde el técnico había llegado a su momento más crítico. Una derrota habría dejado al Madrid al borde del abismo en Champions a las primeras de cambio, algo que seguramente ningún entrenador habría resistido. Se ganó con mejor juego pero con una asignatura pendiente, la pegada. Lo mismo pasó en el 0-0 ante el Betis, falta de puntería pero un equipo que daba síntomas de mejoría evidente en su juego, sin obviar que en la jornada anterior ya había logrado su primera goleada con Zidane desde hace tiempo, el 5-0 ante el Leganés.El Madrid siguió con su despegue firmando un 6-0 ante el Galatasaray, pero el partido en Eibar, además de suponer la tercera goleada en cuatro partidos, dejó al madridismo seguro de que había visto por fin a un Madrid en Liga dominador e intenso los 90 minutos y ganando con una autoridad que no se veía desde los mejores tiempos de Zidane, en el año del doblete. El encuentro de Ipurua dejó además dos decisiones de esas que ratifican y fortalecen al técnico cuando salen bien. Sentó de repente a la gran sensación del madridismo, un Rodrygo en ebullición, para rescatar a Lucas Vázquez, uno de sus escuderos que parecía ya en el olvido para alegría de los desmemoriados, y dejó en el banquillo a su jugador más en forma en el medio campo, Kroos, para poner a Modric, bajo sospecha esta campaña al no alcanzar su nivel y lesionarse las dos veces con Croacia. Pero el Madrid ganó con una gran aportación de ambos futbolistas y la confirmación de que Zidane, que se ha cansado de defender a su vieja guardia todo este tiempo, no estaba tan equivocado. Su fe en Benzema, en estado de gracia, es el mejor ejemplo de ello. Los datos lo confirmanLa prueba de la remontada es que el Madrid de Zidane ha logrado 15 goles en los últimos cuatro partidos y en los doce primeros había sumado 19, duplicando su promedio, de 1,58 tantos por encuentro a 3,75. También en el aspecto defensivo el Madrid ha logrado parar la sangría. El último gol encajado fue precisamente el pasado 19 de octubre en Mallorca. Courtois se ha quedado a cero ante Galatasaray los dos encuentros, Leganés, Betis y Eibar. 543 minutos imbatido el belga, superando el récord de Keylor Navas.Temas relacionadosReal Madrid

27 Comentarios

martnzzz

#4

12/11/2019
07:31 horas

Pepefelix 2.0 . A ver si sigue la racha triunfal contra alguno equipo de verdad . Al igual que el barça. Cuando lo coge uno decente o se queda a 0 o pierde

joaocostismo

#5

12/11/2019
07:32 horas

Veremos contra un equipo serio…



- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es