- Publicidad -

Diez 'ventajas' de Zidane que no tuvo Lopetegui

Diez 'ventajas' de Zidane que no tuvo Lopetegui

Julen Lopetegui regresa al Bernabéu, el estadio en el que quiso vivir el sueño de su vida y del que se despertó entre pesadillas. Llegó como respuesta a la marcha de Zidane, pero la sombra del francés y sus tres Ligas de Campeones fueron la sombra que nunca se alejó de él allá por donde pasara en Valdebebas o en el Bernabéu. Han pasado 446 días entre su destitución y su regreso, y el Madrid de hoy en nada se parece al que dejó. Las diferencias son enormes.1. El mejor CourtoisEn la era Lopetegui la portería no fue fija. La llegada de Courtois, el mejor portero del Mundial de Rusia, no llevó de la mano una titularidad indiscutible para el gran fichaje del curso pasado. Ocho partidos jugó el belga (recibió 13 goles) y seis Keylor (siete). La alternancia no hizo más que generar dudas. Uno de los primeros mensajes de Zidane al regresar fue dejar claro que su vuelta llevaba de la mano una portería estable. La salida de Keylor rebajó el debate, aunque Courtois no empezó bien. Pero hoy el portero de Beer está al grandísimo nivel que le llevó al Madrid. Es un muro, un portero que gana partidos.Courtois: “¿Keylor? Cuando llegué al Chelsea estaba Cech y ahora somos amigos” 2. El lateral izquierdoEl dúo Lopetegui-Marcelo rozó desde el principio. La Supercopa de Tallin hizo que el entrenador dudara de un lateral único, pero lejos de su mejor forma. Apareció Reguilón, pero era una respuesta de última hora, un jugador que estaba en la plantilla sin galones y porque el club decidió no reforzar.De la mano de Zidane llegó Mendy, competencia de verdad para Marcelo. El francés se ha convertido en un seguro en su banda y para el equipo. Con Mendy en el campo el Madrid suma 495 minutos seguidos sin encajar un gol. 3. El centro del campoZidane nunca dudó de que el triángulo Kroos-Casemiro-Modric no se iba a tocar. Estaba seguro de que la temporada pasada no fue nada más que un bajón después de tres años sosteniendo al Madrid. Es evidente que el tiempo le ha dado la razón con todos. Casemiro campa a sus anchas, Kroos ordena y manda con la precisión propia de los de su tierra y Modric, con más calma, vuelve a ser Modric.Modric se incorpora a los entrenamientos con el Real Madrid A Lopetegui le tocó ser el entrenador de este bache en la zona clave del campo. Los tres, pero sobre todo Modric, pagaron la tensión, el cansancio y el desgaste psicológico de la Copa del Mundo. La inmediatez de la Superocopa de Europa, y después el peso de la derrota en ella, provocó que se adelantaran todos los plazos lógicos. Ninguno de los tres llegó siquiera a rozar lo que son hoy al lado de Zidane. Tres piezas demasiado importantes como para que el equipo de Lopetegui carburara.4- La energía Fede ValverdeUn elemento clave para entender el renacimiento de este Madrid. La etapa de transición que vivió Zidane de marzo hasta el final de LaLiga le valió para probar y medir. Y Fede Valverde aprovechó a lo grande. Es el centrocampista que más ha crecido en el fútbol europeo.¿Ha encontrado Zidane a “su Pogba” en la figura de Valverde? Con Lopetegui apenas tuvo 37 minutos en 14 partidos (ante el Viktoria Plzen en el Bernabéu). El vasco captó que era un jugador que pisaba fuerte, pero no encontró el momento de darle ese espacio que primero Solari y después Zidane sí supieron generarle. Es una duda que siempre le podrá quedar a Julen.5- Los goles de BenzemaEl jugador franquicia de Zidane. Y el que tiró del carro cuando la nave amenazaba con hundirse sin remedio. Con Lopetegui estuvo al nivel del equipo. Hizo seis goles en 14 partidos, unas cifras tirando a bajas para el 9 del Madrid.El retorno de Zidane ha sacado al mejor Karim goleador: 24 goles en 33 partidos. Las cifras ya las había mejorado de forma notable con Solari a partir de la entrada en 2019.Lopetegui se quedó sin los goles de Cristiano, una losa demasiado pesada, más cuando Bale no se echó el equipo a la espalda. Zidane no ha necesitado apenas al galés.6- La pretemporadaNo fue buena la del Madrid este verano, rematada con el 3-7 ante el Atlético en Nueva Jersey. Pero Zidane siempre mantuvo que era trabajo a largo plazo. Otra cosa en la que llevaba razón.Para Lopetegui la pretemporada real se trató de apenas un puñado de días antes de la final de la Supercopa ante el Atlético de Madrid. El partido de Tallin marcó demasiadas cosas para un equipo con 15 jugadores que participaron en el Mundial de Rusia.7- El peso del nombreLa crisis del reloj (481 minutos) y cinco partidos sin ganar en LaLiga se llevaron por delante a Lopetegui. Pero su nombre comenzó a estar cuestionado mucho antes. Estaba claro que su destitución no sería nunca un desafío a la grada.Pero otra cosa es Zidane. Llegó a tener el agua al cuello, se la jugó en Estambul… pero Zidane es mucho Zidane para la grada, el vestuario y los despachos.Sergio Ramos pide que se defienda a Zidane: “Nos dejaríamos de especulaciones” 8- El caso ViníciusSe convirtió en un caso, un roce entre el club y el entrenador. Lopetegui nunca vio al brasileño listo para el nivel que quería en su equipo. Le dio 12 minutos en dos partidos. Y en el Camp Nou lo dejó en la grada después de que el club ganara el recurso para que le quitaran una roja con el filial.Solari lanzó a Vinícius nada más entrar 2019, pero ZIdane no se ha convertido en un talibán del brasileño. Está lejos de ello. En el club se puede recelar de ese recelo, pero las apuestas del francés ganan terreno cada día que pasa.9- El Camp NouA Lopetegui se le resquebrajó el equipo en el Clásico. El 5-1 fue su sentencia. Era su última bala y el Madrid se entregó en la primera parte. Y cuando se activó la suerte el dio la cara: el palo salvó el 2-2 y el Barça respondió con el 3-1 y el pasaporte a la goleada. El espectacular “hat-trick” de Luis Suárez en el Clásico Para Zidane el campo del Barcelona es territorio controlado: ni una sola derrota en cinco visitas. Y no sólo eso, el 18 de diciembre, a pesar de no ganar, el Madrid sometió al equipo azulgrana en su casa como pocas veces se recuerda.Milagrosa “salvada” de Piqué bajo palos a un cabezazo de Casemiro 10- Sólo dos derrotasEnterrada la temporada pasada, el Madrid camina de la mano de ZIdane por la presente con sólo dos derrotas (París y Mallorca). Hace un año sumaba nueve: seis con Lopetegui en 14 partidos y tres con Solari en 17.El ADN del Madrid acepta mal las derrotas y Zidane lo entiende como nadie: 22 en 187 partidos (11,7%) y un título cada 19 partidos.Temas relacionadosReal MadridSevilla FCJulen LopeteguiZinedine Zidane

50 Comentarios

luis_suazal

#10

18/01/2020
12:29 horas

Yo era el primero que creía que Zidane no valía para esto, y me dolía como Madridista. Pero le he visto anular tácticamente a los mejores entrenadores del mundo y armar distintos planes para un equipo que yo creía muerto. Dejando de lado que gane todas las finales que dirige, me quito el sombrero ante usted, Don Zizou.

Granadinista92

#3

18/01/2020
12:25 horas

@jakob #1CerrarY la flor en el culo también cuenta Que después de todo haya quien mantenga lo de la flor es porque prefiere buscar excusas y no ver la realidad. Ah, y no soy madridista.



- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es