- Publicidad -

Casado, a Sánchez: `No estamos para mítines ni soflamas, no defraude a los españoles una vez más`

Casado, a Sánchez: `No estamos para mítines ni soflamas, no defraude a los españoles una vez más`

“Para salir de una crisis, un país necesita creer en quien lidera, necesita confiar en su gobierno. Y eso no está sucediendo. La confianza no se consigue con palabras, sino con solvencia. Sigue contando con nuestro apoyo pero no defraude a los españoles una vez más”, así terminó Pablo Casado su discurso en el Pleno de este miércoles en el que el PP apoyó la prórroga del estado de alarma.

Casado, más rotundo y severo que en sus discursos de las últimas semanas, pero con “la mano tendida”, se dirigió a Sánchez para decirle que “nuestro país no está para más mítines, ni para manuales de resistencia ni de autoayuda. Los españoles necesitan soluciones, no promesas. Certezas, no soflamas”.

Crítico, el líder del PP, que vestía de negro como muestra de respeto a los fallecidos, se dirigió a Sánchez “no como político, sino como padre de dos niños que llevan dos semanas confinados en casa, como amigo de dos fallecidos y de decenas de enfermos”: “Los ciudadanos “están cumpliendo”, pero es el Gobierno el que “no está respondiendo a la altura de sus esfuerzos”.

Como por ejemplo, por la falta de material en los hospitales que deja a los sanitarios “abandonados a su suerte”: “Usted dijo que estamos en guerra contra el virus, pero en las guerras los gobiernos no mandan a los soldados al frente sin casco, sin chaleco y sin munición”, recordó el popular.

“No ofendan a los que están en el frente”

Sin levantar el tono ni entrando en polémica, Casado sí que quiso denunciar la situación en la Comunidad de Madrid, a la que en las últimas horas no ha llegado ni una mascarilla, y pidió a Sánchez “que no ofendan a los que están en el frente de esta batalla anunciando que han comprado material que llegará entre abril y junio a los hospitales. ¿Cuántas muertes y contagios habrá hasta entonces?”, preguntó el líder del PP, que también pidió que se proporcionen ya los “test masivos” de detección.

Casado exigió a Sánchez que no pierda ni un minuto más para afrontar esta crisis, para lo que tendrá el apoyo del PP: “Ahora es un momento de unidad en toda la sociedad española, no es tiempo de plantear agendas divisivas, ni marcos ideológicos sectarios. Si fue un error atrasar las medidas contra el virus por razones ideológicas, peor aún sería aplicarlas para intentar salir de sus nefastas consecuencias”, sentenció. “Desde hoy tiene quince días más con plenos poderes constitucionales para enfrentarse a esta pandemia de forma eficaz”, continuó Casado recordando la prórroga del estado de alarma.

“Lealtad”

Quince días más en los que el PP, según dijo Casado, será “leal” con el Gobierno a pesar de que los socialistas no se comportaron igual con los populares: “Nos organizaron 25 manifestaciones llamándonos asesinos por sacrificar al perro de la única contagiada por Ébola”, recordó.

“Pero afortunadamente para usted y para España nosotros no somos así. Estoy siendo el jefe de la oposición que usted no fue. Ni vamos a amenazar ni a escrachear sus hogares, ni vamos a cercar las sedes de su partido y a tirarles pintura roja al grito del pásalo”, dijo mirando al vicepresidente Iglesias. “Pero lo que sí que tenemos que hacer, porque es nuestra responsabilidad, es pedirle cuentas de lo que está haciendo”.

El PP ya pidió explicaciones a finales de enero

Una rendición de cuentas que “llegará” cuando acabe la crisis, así lo explicó un líder popular que quiso también recordar que ya el pasado 9 de marzo, él compareció ante la prensa al ver que el Ejecutivo “no tomaban ninguna medida”, y “ante la desesperación de alcaldes y presidentes autonómicos del PP que llevaban semanas pidiendo cerrar ya los colegios, las residencias de mayores y la movilidad de personas”.

Pero no fue la primera vez que el líder del PP pidió al Ejecutivo afrontar la crisis del coronavirus. Ya el 26 de febrero, Casado exigió a Sánchez “suspender la mesa de partidos independentistas y mandar a su Ministro de Sanidad a coordinar la respuesta al coronavirus en toda España”. Incluso antes, el 23 de enero, el grupo popular en el Congreso ya había registrado una primera petición de información parlamentaria.

Un monumento a los fallecidos

“España merece unidad pero también eficacia, lealtad pero también responsabilidad. Se lo debemos a miles de familias que están llorando a sus fallecidos, a los 50.000 infectados que luchan por curarse, a los miles de trabajadores que se arriesgan para que el resto estemos en casa, y a esos millones de familias que están confinadas y solo piden que se resuelva esta crisis cuanto antes”, acabó el líder del PP que pidió “que las banderas oficiales ondeen a media asta mientras dure esta pandemia”, un funeral de Estado cuando se supere la crisis y un monumento en el centro de Madrid, tal y “como han anunciado sus máximas autoridades”.

Foto: Daniel Rodríguez Herrera
Fuente: esRadio

- Publicidad -

La ruina que se avecina

marzo 29, 2020
El día después de superar la crisis del coronavirus se espera en el mundo del deporte con un sentimi...


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es