- Publicidad -

"Un futbolista perderá un 50% de su forma física o más"

Un futbolista perderá un 50-por ciento de su forma física o más

Meter a los jugadores en boxes en marzo, un mes crucial para los objetivos de la temporada, es una experiencia nueva en el fútbol profesional. Los expertos han tirado los planes a la papelera a la espera de una fecha de vuelta indeterminada. Los preparadores físicos, los encargados de mantener la carrocería a punto, afrontan un desafío laboral único. De los campos se ha pasado al gimnasio casero. Del cara a cara a la videollamada. ¿Cuánto pierde de forma un futbolista? Varios especialistas físicos analizan un mundo inesperado. Javier Vidal es el preparador físico del Getafe, uno de los equipos que más tortura a los contrarios con su ritmo. Vidal admite que todo esto “te cambia todo, te desorganiza, te hace polvo. En verano mandas un trabajo para que algo se mantenga, pero ahora, así, es un golpe muy fuerte”. Javier Miñano dirige el trabajo físico de otro grupo de élite, el del Valencia, y asegura que “la sensación que peor se lleva es la incertidumbre. En la pretemporada hay fecha fija para la vuelta, ahora no se sabe”. José Portolés, responsable físico habitual de los equipos de Benito Floro durante varios lustros, expone que para esta situación “no hay una referencia anterior. Esto es un máster para un preparador físico”. Este libro sin abrir obliga al análisis y a explorar nuevos métodos. Vidal, desde el Getafe, se marca el objetivo de “buscar el “desentrenamiento”” y profundiza en cómo el estado de forma de los futbolistas va empeorando. “Cada semana que pasa el estado de forma de cada jugador se pierde de forma gradual. En verano les puedes decir, haced algo de deporte, pádel o algo así. Ahora no puedes decir nada”, prosigue. A la vuelta será como volver a empezar de cero, un futbolista perderá un 50% de su forma física o más”Javier Vidal (Preparador físico del Getafe)Una pauta común es establecer programas individuales a domicilio. Aún con eso, Miñano, “campéon” de Europa y del Mundo con la selección española en la etapa de Vicente del Bosque, apunta un tridente de apartados en los que se pierde algo: “el trabajo en condiciones específicas, la posición en el campo, gestos, golpeos; la sincronización con los compañeros; y el trabajo táctico, que no existe. El fútbol es algo global y se pierde de todo. Se puede mantener algo la fuerza, pero se aleja de lo real. Se pierde en periodo vacacional, pero luego hay un tiempo largo para recuperar”. Correr en una cintaCon experiencia en varios continentes, Portolés incide en que “está limitada la movilidad y eso es lo que más se nota, aunque se tenga un gimnasio en casa. Hay que ayudar al jugador a que se entretenga,. Lo que más se pierde es la especificidad de la carga. Correr en una cinta no es lo mismo que en un campo de fútbol o en la calle. Eso pasa factura, pero pasa factura a todos”. ¿Cómo volverán futbolistas que han estado un mes o más en una forma de trabajo insólita? Vidal manifiesta que “hay estudios que señalan que por cada semana así se puede perder el 10% de forma, también depende del deporte. Lo que sí se sabe por nuestros test es que cuando se van cinco semanas en verano un futbolista regresa al 30 ó 40% de su forma. Ahora se perderá un 50% o más”. Y aporta otra clave: Lo que hacemos es que cada semana el trabajo en casa sea más duro porque es la única forma de acercarse a lo normal y en casa no es fácil lograr eso”. Es un reto, hay que enfrentarse a algo desconocido; se pierde de todo, hasta la posición en el campo, los gestos, el golpeo…”Javier Miñano (Preparador físico del Valencia)Javier Miñano sin dar un porcentaje confirma que cada semana “que no se entrena se pierde un tanto por ciento. Además sucede la desmejora emocional, que pase el tiempo, y hay que lograr que el jugador no decaiga en su ritmo de trabajo. Del partido a partido se pasa al día a día”. El Valencia ha sido de los equipos que se ha volcado en el cuidado de sus futbolistas y les ha dotado de todo lo necesario.Vacaciones con “trampa”Portoles estima como “imposible calcular el bajón de rendimiento que tendrán los futbolistas. Se necesita una minipretemporada porque además el fútbol es algo colectivo. Lo ideal serían tres semanas de minipretemporada, pero igual no hay fechas. Puede ayudar hasta que vea un partido en casa para no perder la imagen mental”. La casa es el nuevo campo de entrenamiento y tiene inconvenientes. Miñano recuerda la “diferencia entre correr en línea directa, los cambios de dirección y hacerlo en una cinta”. Vidal expresa que “les puedes indicar que se pongan a 18 kms./h. en una cinta, pero no están acostumbrados”.Vidal mira a ese futuro instalado en una fecha desconocida: “Cuando esto termine tocará la minipretemporada. En seis o siete semanas de una temporada normal se pierde todo. Ahora será volver a empezar de cero. Como si se hubieran ido de vacaciones de verano, pero sin el tiempo para recuperar la forma. Imagino que habrá 2,3 semanas o lo que nos dejen. A ver si nos preguntan también a nosotros”, pide. En el Getafe se comenzó dando un día “libre” la primera semana. Luego ya no hay días fijados sin actividad.Esto es un máster para un preparador físico; es imposible que una persona en casa ponga en forma a los ojos, a los sensores, a los factores que generan información”José Portolés (Preparador físico)El recuerdo y el automatismo también juegan. Portolés manifiesta que “el alto rendimiento no es sólo poner marcha en las piernas. También está la forma de moverse en un partido y eso no lo van a tener. Es imposible que una persona en casa ponga en forma a los ojos, a los sensores, a los factores que generan información”.Las lesionesEn el Getafe Vidal se prepara para “una evaluación porque no había pasado antes ¿Seremos capaces en dos semanas? Este año estábamos jugando cada tres días y no sé si será una ventaja”. Portolés cree sobre la vuelta al campo que “no hay que tener prisa porque eso pasa factura. Puede que haya más lesiones de las habituales y menos rendimiento. Si no les das tiempo no va a ser beneficioso para el fútbol. Quien mejor se adapte sacará provecho. No hay una referencia. Es como un máster para un preparador físico”. De esa falta de precipitación también se ocupa Miñano, centrado más “en la salud de los jugadores, en el aspecto mental tras el aislamiento”.El Villarreal, a traves de sus canales de comunicación, difundió recientemente un vídeo para explicar el trabajo físico. Su responsable, José Romero, aclaró que “el ritmo de competición se perderá bastante y el tono muscular se intenta que se merme lo menos posible”. El preparador físico también aconsejó ver “vídeos de aerobic o de aprender a bailar”. Todo vale para conservar la movilidad y la actividad.Es la nueva Liga de las videollamadas, del trabajo a distancia. “Es un reto, esto es enfrentarse a algo desconocido. Para nosotros está creciendo la formación on-line, el intercambio de información entre todos. Nunca habíamos hablado tanto entre nosotros”, apunta Miñano, que habla de “Operación salida” como el día en el que todo vuelva a la normalidad. Ahora, de momento, sonará el teléfono y será otro jugador.Temas relacionadosPrimera División

Comentarios



- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es