- Publicidad -

Sánchez deja a Calviño a los pies de los caballos y vuela los puentes con los empresarios

Sánchez deja a Calviño a los pies de los caballos y vuela los puentes con los empresarios

A la patronal se le heló ayer la sangre después de conocer que el Gobierno había firmado un pacto con Bildu para derogar de forma íntegra la reforma laboral, aunque más tarde (al borde de la medianoche) introdujera el matiz de que la derogación no sería íntegra.

Ese matiz, que no es menor, añade incertidumbre y deja a los pies de los caballos a la ministra Calviño, pero lo que ha dejado de piedra a CEOE, Cepyme o ATA ha sido la decisión unilateral del Gobierno de enterrar la negociación del diálogo social (protegido por la Constitución) para tomar decisiones en el marco laboral, en medio de la peor crisis económica que ha atravesado nuestro país en tiempos de paz, al acordar con grupos minoritarios de la cámara nada más y nada menos que la derogación de la reforma laboral de 2012.

A primera hora de la mañana, CEOE y Cepyme expresaba este jueves su “rotundo” rechazo al acuerdo de PSOE y Unidas Podemos con EH Bildu para derogar la reforma laboral a cambio de su apoyo a la última de las prórrogas del estado de alarma

En opinión de los empresarios, este pacto supone un “desprecio indignante” al diálogo social, “al que dinamita”; al papel que la propia Constitución otorga a los agentes sociales, y a las propias instituciones del Estado “en el momento más delicado de la economía española y, por tanto, cuando este diálogo se hace más necesario”.

“Cabreo mayúsculo” en ATA

También a primera hora, Federación Nacional de Trabajadores Autónomos-ATA, se adhería al comunicado de CEOE y Cepyme. Fuentes de la patronal de los autónomos expresaba su enfado por el acuerdo: “Te podrás imaginar que el cabreo es mayúsculo”, decían fuentes de la institución a Libertad Digital.

En una rueda de prensa ofrecida este jueves por la mañana, Lorenzo Amor, presidente de ATA, ha sido contundente a la hora de decir que esta decisión “genera alarma en estado de alarma”, decía.

Amor denunciaba la incertidumbre ya “que no sabemos a quién creer”, porque por un lado está la firma del acuerdo alcanzado este miércoles en el Congreso; por otro lado el “mensaje que se envió anoche a los móviles de los periodistas”; por otro lado lo que ha dicho este jueves por la mañana el ministro Ábalos; y por otro lo que ha dicho el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. “Esto genera incertidumbre y desconcierto en el tejido empresarial y genera alarma entre empresarios, trabajadores e inversores”. Y añadía Amor: “Va en contra de lo que dice la UE que pide medidas de flexibilización de las empresas” para tratar de salvar empresas y empleo.

Amor decía que es “una irresponsabilidad absoluta tomar esta decisión sin contar con el diálogo social” y recordaba que “a ninguno de los actores sociales que ayer estaban en la reunión con trabajo se le comentó este punto que estamos viendo en las últimas horas”, decía.

Desoye las recomendaciones de la Comisión Europea

Las patronales también han advertido que la decisión unilateral tomada ayer por el Gobierno “desoye también” las recomendaciones que lanzó ayer mismo la Comisión Europea, en las que plantea la necesidad de fundamentar la recuperación a medio plazo en medidas de apoyo al empleo tomadas de acuerdo con los agentes sociales.

Es más, Europa lleva años pidiendo más reformas a España, desde el estallido de la crisis del ladrillo y hasta nuestros días, y durante estos años la reforma más aplaudida por Europa ha sido la reforma laboral de 2012. Es más, lo que ha pedido tradicionalmente Bruselas a España es que profundice en las medidas de flexibilización. A finales de febrero directamente la Comisión Europea pedía literalmente al Gobierno de Sánchez e Iglesias que no derogase la reforma laboral.

Calviño, a los pies de los caballos

Tanto el pacto alcanzado este miércoles en el Congreso, como la rectificación posterior, así como las declaraciones de Ábalos y, sobre todo, las declaraciones del vicepresidente Iglesias de este mismo jueves tienen, en su conjunto, una damnificada colateral no menor: Nadia Calviño.

La vicepresidenta económica del Gobierno siempre ha mantenido una postura contraria a la derogación de la reforma laboral, consciente de que en Bruselas era uno de los pocos activos que podía vender la economía Española y de las pocas reformas españolas que ha apoyado la Troika.

Con la formación del nuevo gobierno, fue conocido cómo la titular de Trabajo, la podemita Yolanda Díaz, se vio obligada a moderar su discurso contrario a lar reforma laboral, presionada por Calviño.

Actualmente, la ministra de Economía se encuentra en plenas negociaciones con Bruselas para decidir los repartos de ayudas a los distintos países para paliar los efectos negativos que sobre las economías comunitarias va a tener la pandemia. Un escándalo como el conocido estas últimas horas dinamita cualquier posición ganada por Calviño en estas negociaciones y deja a la ministra a los pies de los caballos.

¿Lo aprobarán por real decreto?

Otra de las incógnitas que abre el acuerdo alcanzado ayer es ¿cuándo se pretende derogar la reforma laboral? Si lo hacen durante el estado de alarma, sólo podrán derogarla por decretazo, pese a que se trata de una normativa que requiere su tramitación como Ley Orgánica, ya que regula, entre otras cosas, el Estatuto de los Trabajadores. Tramitarlo como Real Decreto Ley sería otro escándalo.

“Consecuencias incalculables en la economía española”

“El pacto alcanzado es de una irresponsabilidad mayúscula y tendrá unas consecuencias negativas incalculables en la economía española y en la confianza empresarial tanto nacional como internacional, que impactarán de forma profundamente negativa en el empleo. En estos momentos, en los que el propio Gobierno aborda con patronal y sindicatos medidas de flexibilidad en el ámbito laboral para garantizar la subsistencia de miles de empresas y millones de empleos, en los sectores más castigados por la covid-19, es totalmente incoherente y contrario suscribir un acuerdo para dar un paso atrás e incrementar la rigidez en el mercado laboral”, defienden CEOE y Cepyme en un comunicado.

A juicio de las organizaciones empresariales, de esta forma se echarán por tierra todos los esfuerzos realizados a través de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para lograr hibernar las plantillas y salvaguardar millones de puestos de trabajo.

Los sindicatos

Preguntado por este acuerdo, ni siquiera Pepe Álvarez, secretario general de UGT, se mostraba satisfecho. “Nosotros siempre hemos estado por la derogación de la reforma laboral”, decía, y celebraba que se ponga en marcha, pero reconocía que “también somos consciente de que no podemos estar bailando en este baile que nos marque la vida política”.

Fuente: esRadio

- Publicidad -


- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es