- Publicidad -

30 J: se aproxima un problema en el fútbol

30 J: se aproxima un problema en el fútbol

La FIFA dio un marco legal nunca visto antes en el mundo del fútbol, pero el poder de la máxima organización del deporte rey no llega hasta el laboral de cada país e incluso hasta la voluntad de las personas, en este caso futbolistas o dirigentes. Desde Zúrich se dio la posibilidad de que los contratos se ampliaran más allá del 30 de junio, invadiendo lo que en una época normal hubieran sido los días iniciales de la siguiente temporada. Desde la FIFA fueron muy optimistas aunque siempre remarcaban que no podían obligar a llevarlo a cabo. Las respuestas que están apareciendo son de todo tipo y con mayoría aceptando esa extensión de contratos, pero otros muchos jugadores y clubes están planteando situaciones personales y que sólo buscan el beneficio individual.LaLiga se ofreció a mediarAnticipándose al posible conflicto, la patronal se ofreció a mediar, en especial en aquellos casos de cesiones entre clubes, pero de momento no hay movimiento en ese sentido, al menos en global. El procedimiento está siendo simple. Primero el club en el que está el jugador en cuestión le pide que firme la posibilidad de ampliar el contrato. Con el sí del futbolista, los dirigentes llaman al club de origen. En muchos casos la ampliación se está resolviendo sin contraprestación alguna, pero en otros, los equipos de origen (grandes y no tanto) están pidiendo más dinero para que la cesión sea efectiva hasta el 19 de julio o el 2 de agosto en caso de la Liga Smartbank. Y es que en esta crisis provocada por el coronavirus, todo dinero es bienvenido por unos clubes muy tocados en el aspecto económico. Tránsfer cerraadoEl posible regreso a su equipo de origen no traería ningún beneficio deportivo, ya que no podría jugar en su nuevo destino, ya que la FIFA (en esto sí tiene potestad) no va a dar tránsfer alguno hasta que las competiciones terminen de manera definitiva, en un intento de no adulterar la competición, más de lo que lo está ya.
Los pequeños, afectadosDesde que la vuelta del fútbol ya tiene un calendario marcado, las direcciones deportivas de los clubes de Primera y Segunda llevan trabajando la situación. Los clubes grandes son más ajenos, ya que no suelen apurar tanto a la hora de renovar contratos. Quizás el caso más llamativo es el de Garay, cuya ampliación de contrato está en un punto de conflicto con el Valencia. En los clubes de zona media y baja de la tabla y más todavía en la Liga Smartbank es más habitual encontrarse con jugadores con contratos que finalizan el 30 de junio o con muchos cedidos en sus plantillas. Técnicos avisadosEn esas negociaciones, los dirigentes se han encontrado respuestas de todo tipo. Desde el jugador que ha firmado esa ampliación sin pedir nada a cambio, el que sí lo pide y el que se niega ante algún compromiso firmado de manera legal con otro equipo después del primero de enero. Varios clubes han tirado de compromiso moral y de afecto para arrancar el sí al futbolista, pero no todos han respondido afirmativamente a las llamadas de las entidades que todavía representan. Los técnicos de varios clubes de la Liga Santander saben que no podrán contar con algunos jugadores a partir del 30 de junio y no descartan no utilizarlos en el regreso de la competición ante su falta de compromiso con el club que le ha pagado durante los últimos meses o incluso años. También es cierto que muchas de esas negociaciones siguen abiertas, pero la mayoría de esos jugadores que se niegan a pisar el verde más allá de lo que refleja su actual contrato es por miedo a romperse y no poder cumplir con el contrato ya firmado con otro club. Y esto sin añadir los incentivos personales que figuran en muchos contratos.Situaciones a la inversaEl devenir de los partidos que restan e incluso algunas situaciones de clubes que apenas tienen nada en juego, está propiciando o puede llegar a poner sobre la mesa, situaciones a la inversa. Algunos equipos se pueden encontrar que según se acerca ese 30 de junio, la situación de la competición puede llevar a sus dirigentes a no tener interés alguno deportivo en no ampliar esas cesiones o incluso a pagar por la prolongación de estancia de un jugador que acaba contrato o cesión el 30-J.Partidos señaladosHasta 30 futbolistas de equipos de Primera juegan con otras camisetas durante esta temporada. Al margen de la situación de Odegaard, cuyo enfrentamiento con el Real Madrid sí que está dentro del contrato de cesión, muchos, en teoría, hasta el 30 de junio. Hay varios partidos señalados y que pueden quedar fuera del contrato de cesión. Betis-Villarreal, con Pedraza cedido por el submarino amarillo. Leganés-Real Madrid, con Óscar Rodríguez en préstamo por parte del conjunto blanco; Sevilla-Mallorca, con Pozo cedido por los de Lopetegui; Leganés-Sevilla, con hasta cuatro jugadores en Butarque con ojos en el Pizjuán: Gil, Amaut, Roque Mesa y Soriano; el Betis- Alavés con Camarasa e Isma que pertenecen al conjunto bético y, por último, el Osasuna-Getafe con Enric Gallego cedido por los azulones. No solo en EspañaEl problema no es exclusivo de LaLiga, lo están sufriendo todos los campeonatos que están próximos a regresar, no así en la Bundesliga, ya que a excepción de la final de Copa, la competición termina antes del 30 de junio. En la Premier, algunos equipos han renovado contratos de manera exprés a sus jugadores, mientras que otros se niegan a pisar el césped más allá del próximo 30 de junio.

53 Comentarios

CuadroDeHonor

#2

02/06/2020
15:50 horas

No leí el artículo pero si lo dice JFD, estoy seguro que todo es veraz y objetivo.

CuadroDeHonor

#1

02/06/2020
15:48 horas

Gracias, Betis, por evitar que la Liga se terminara el 8 marzo en beneficio del Real.



- Publicidad -
Copyright © 2013-2017 CopiaJuridica.es | Powered by JRSoftware.es